x 

Femmecup Copa Menstrual

Femmecup
  • Femmecup
  • Femmecup
Ref. DLX030
Copa menstrual Femmecup, la solución perfecta para los dias de regla: super higiénica, ecológica y reutilizable.
26,17 €
Pack
info

La copa menstrual Femmecup es una alternativa innovadora a las compresas y tampones desechables para la menstruación. Es fácil de usar, segura e higiénica. Al usarla protege el medioambiente, ahorra dinero y cuida el cuerpo (recoge el flujo menstrual en lugar de absorberlo). Al principio la idea de una copa menstrual reusable puede parecer rara, y en consecuencia poco atractiva. Pero todas las mujeres que la usan están contentas y muy pocas se arrepienten de haber dado el paso.

Femmecup se vacía en el váter, se enjuaga con agua y puede reusada de nuevo.

Femmecup no absorbe y se puede dejar hasta 12 horas, sin riesgo de SST (síndrome de shock tóxico) que puede provocar un tampón convencional.

Entre cada ciclo la copa tiene que ser esterilizada, durante 2 a 4 minutos en agua hirviendo, o con un líquido de esterilización.

Puede contener hasta 30 ml, es decir tres veces más que lo que una compresa o un tampón desechable puede absorber.

Informaciones Técnicas

Femmecup hace unos 50 mm de largo y unos 45 mm en su punto más ancho.

Puede contener hasta 30 ml de líquido (más o menos la tercera parte del flujo mensual total).

Se pone dentro, pero colecta el flujo mientras un tampón lo absorbe.

Cuando Femmecup está introducida, adhiere a las paredes vaginales de modo que no haya perdidas.

Femmecup es reutilizable y dura unos 5 a 10 años.

Está fabricada en Inglaterra.

El apéndice en la base de la campana mide unos 25 mm y se puede cortar en todo su largo. Algunas mujeres incluso la quiten totalmente.

Las Ventajas

Al principio, encontraréis la idea de una copa menstrual reusable… rara. Y en consecuencia poco atractiva. Pero tiene muchas ventajas: más ecológica, sana, eficaz y más práctica que una compresa o que los tampones.

Femmecup respeta el medio ambiente y a los animales.

La mujer utiliza unos 11000 tampones y compresas durante su vida. Estos desechos y los envases acaban evacuados en los baños o tirados en las basuras. Femmecup no produce desechos.
La copa menstrual no ha sido testada en animales. Siguiendo una filosofía totalmente ecologista y de respeto a la naturaleza.

Femmecup es sano

Fabricada con silicona médica, es hipoalergénica, libre de látex, olores y segura.
Femmecup no contiene substancias químicas nocivas, gel absorbente ni aditivos o perfumes.

A diferencia de los tampones, Femmecup es no-absorbente de modo que no perturbe el equilibrio frágil al interior de la vagina, no causa sequedad y no irrita las paredes vaginales.

Femmecup es ideal para las mujeres que tienen alergias o la piel sensible. No impide la lubricación natural de la mucosidad vaginal.

El uso de la copa menstrual no se ha vinculado en ningún caso con humedad, infección vaginal, cistitis ni SST (síndrome de shock tóxico).
Se puede esterilizar en agua hirviendo de 2 a 4 minutos.

Femmecup es más práctico

Femmecup es reusable, ¡siempre la llevas cuando la necesitas más! Puedes dejarla puesta hasta 12 horas seguidas : imagínate que te vas de casa por la mañana y no tienes que pensar en eso hasta tu vuelta a casa por la noche… Se precisa vaciarla de 2 a 4 veces diarias.

Femmecup puede usarse cada día del periodo, cualquier día del ciclo. Puede usarse de noche: si está introducido bien, no hay ninguna pérdida.
Sus indicadores de capacidad permite estudiar los cambios de flujo.
Todas las mujeres pueden utilizarla tanto las que llevan DIU o diafragma como las que tienen su primera regla.
Puede ser usada para practicar cualquier deporte. No es necesario sacarla para ir al baño.

Femmecup es más económico

Dado que Femmecup es reusable : no hace falta comprar protecciones femeninas cada mes. Usando sólo un Femmecup se puede ahora hasta 1200 euros.

Como se debe poner la copa
Lavarse bien las manos antes de manipular la copa. A la primera utilización, esterilizarla bien poniéndola en agua hirviendo durante 2 a 4 minutos (no sobrepasar los 5 minutos).
Sostener la copa con el apéndice hacia abajo. Presionar los lados de la copa uniéndolos y luego doblándolos nuevamente por la mitad en forma de U.
Sostener los lados plegados unidos firmemente con su pulgar de un lado y los otros dedos del otro, por debajo del borde superior de la copa.
Encontrar una posición cómoda, de pie, sentada o en cuclillas. Separar las piernas facilita la inserción. Con sus músculos vaginales relajados, insertar primero la parte redondeada de la U en la vagina orientándola horizontalmente hacia el hueso caudal en la base de la columna. Con la práctica y conociendo la propia anatomía, la copa encuentra su posición natural en la vagina y los músculos vaginales la sostendrán firmemente en su sitio. La copa vaginal, a la diferencia de los tampones se coloca en la parte baja de la vagina, pero no tan baja que resulte incomoda sobre todo al sentada. El apéndice debe quedar a ras de la vagina sin sobresalir. Si es preciso, cortar el apéndice con cuidado a no dañar la base de la copa. Para asegurarse de que la copa se ha abierto y está bien colocada, girarla en cualquier sentido y comprobar que no se ha quedado doblada dentro de la vagina. La vagina está ligeramente inclinada, así que si la orientas hacia atrás o la mueves hacia arriba y hacia abajo, te ayudara a encontrar la posición correcta. Si gira fácilmente, es que está bien colocada.
Antes de quitar la copa, lavarse bien las manos con jabón. Encontrar una posición cómoda y sobre todo relajarse. Presionar los músculos hacia abajo. Insertar los dedos pulgar e índice hasta encontrar el apéndice. Siguiendo el ángulo de la vagina, tirar delicadamente hasta poder sujetar firmemente la base de la copa. Apretarla suavemente mientras la sacas y doblarla para liberar el aire. Cuando la hayas extraído, colocarla en posición vertical de modo que el contenido no se derrame. Vaciar el contenido, enjuagarla con agua fría para mantener la copa libre de olores y lavarla bien con agua.